Si viaja al GAM pagará menos en el peaje de Naranjo

La rebaja entre los ¢25 y ¢250 aplica además para el peaje de Río Segundo a partir del 03 de diciembre próximo.

-

El Fideicomiso Ruta Uno anunció que a partir de las 00:00 horas del sábado 03 de diciembre de 2022, comenzará a regir un ajuste extraordinario por variaciones en el tipo de cambio del colón respecto del dólar que reducirá las tasas de peaje de la Ruta N. º 1.

Conforme la estructura tarifaria aprobada al Fideicomiso Ruta Uno, los ajustes por efecto de devaluación (tipo de cambio) se realizan trimestralmente en forma ordinaria; no obstante, cuando la variación absoluta es igual o superior al 5% antes de que se concrete el respectivo trimestre, como en el presente caso, se debe aplicar un ajuste extraordinario.

De acuerdo con los cálculos realizados por el Fideicomiso Ruta Uno, con base en la metodología aprobada por la ARESEP para el ajuste de las tasas de peaje, en la estación de Naranjo (carretera Bernardo Soto) todas las categorías de vehículos percibirán una baja entre los ₡25 y ₡250; y, para el caso de la estación de peaje de Río Segundo (carretera General Cañas) el peaje bajará entre ₡25 y ₡75, tal como se muestra en la siguiente infografía:

La estructura tarifaria aprobada al Fideicomiso para las estaciones de peaje existentes se originó en dólares, tomando en cuenta que las inversiones totales, que serán financiadas con los ingresos obtenidos del cobro de las tasas de peaje, fueron estimadas en esa moneda.

Esta decisión resultaba indispensable a fin de asegurar el equilibrio financiero del Fideicomiso y la bancabilidad del proyecto y, por ende, lograr una participación más amplia de potenciales acreedores, debido a que el Fideicomiso debe obtener recursos financieros a través de créditos para cubrir las inversiones que serán financiadas a través de esa fuente, por ejemplo, para la gestión de las expropiaciones, desalojos y reasentamientos humanos involuntarios.

De esa manera, debido a que nuestra economía tiene como moneda funcional el colón, es que las tarifas originadas en dólares deben ajustarse realizando una conversión de las tarifas a colones, para lo cual se aplica la metodología de ajuste de las tarifas aprobada por la ARESEP.

Los ajustes están definidos a partir de dos diferentes variables macroeconómicas que son: el tipo de cambio del colón con respecto al dólar y el índice de precios al consumidor urbano de los Estados Unidos (CPI-U). En esta ocasión el ajuste obedece únicamente a los cambios registrados con respecto al tipo de cambio.