Sancarleño asesinado en Purral no pudo cumplir su sueño de regresar a casa

Don Sergio Hidalgo quería regresarse a Ciudad Quesada de donde salió hace 17 años. Él fue asesinado durante un asalto a su pulpería la noche del martes.

-

Don Sergio Hidalgo quería al fin las peticiones de su familia para regresar a casa. Desde hace 17 años salió de su natal Ciudad Quesada, pero ya quería volver.

Él murió asesinado dentro de su pulpería en Purral durante un asalto. Las autoridades presumen que el hecho habría ocurrido la noche del martes pues ya el miércoles, él no abrió su local comercial y su cuerpo, fue descubierto el jueves.

El sospechoso es un sujeto reconocido por la policía y que incluso, tenía medidas cautelares pues solo dos días antes, cometió otro robo.

Quería regresar a casa

Desde hace 17 años don Sergio salió de Ciudad Quesada y aunque tuvo algunos otros domicilios, desde hace algunos años se asentó en Purral, Goicoechea de donde incluso ya tenía ganas de irse, justo por inseguridad.

Hilda Hidalgo, hermana de la víctima, contó a otros medios de comunicación que la familia llevaba tiempo insistiéndole que se regresara a Ciudad Quesada, algo que él ya valoraba además por bajas ventas en su pulpería.

“Mi hermano tenía 77 años y le decían ‘Cheo’ de cariño. En su juventud fue maestro en una escuela en San Carlos, tenía que ir a caballo para poder impartir las clases, pero con el pasado del tiempo y como era tan largo renunció a dar clases y se fue a trabajar al Instituto Costarricense de Electricidad. Ahí trabajó por muchos años, después renunció y se puso una pulpería en San José, después se vino a vivir aquí, a Ciudad Quesada, y puso otra pulpería que se llamaba El Mercadito, luego la vendió y se fue para Guápiles, donde también instaló otro negocio igual”, narró a Diario Extra.

Este adulto mayor amaba los negocios, por ese siempre a donde llegara instalaba una pulpería.

Es descrito como una muy buena persona pero además muy alegre y de bromas constantes. Apenas el 8 de mayo cumplió sus 77 años y fue la última vez que su hermana, conversó con él.

“Yo siempre lo llamaba o él me llamaba a mí. El día de su cumpleaños nos pusimos a hablar de varias tonteras, confesó que la pulpería está muy mal porque le habían puesto un súper chino cerca y que estaba pensando en quitarla para ponerse unos apartamentos para alquilarlos”, comentó.

Además, don Sergio es sobreviviente de cáncer. Hace dos años fue sometido a una operación en su intestino y a pesar de esa condición, siempre fue alegre y servicial.

Lea también: