sábado, 17 abril 2021

¿Qué se hizo Yano Pérez? La voz de los Alegrísimos que sonaba en salones de baile

-

Los salones de baile eran sus lugares favoritos por que ahí disfrutaba él y hacía disfrutar a los demás.

Eran los 70 y los 80 y la voz de José «Yano» Pérez era de las más reconocidas en el país. Un sancarleño integraba los mejores conjuntos musicales en tiempos en los que la música nacional era la más escuchada.

En 1993 y luego de una exitosa carrera por grupos como Combo Latino y Los Hicsos, Yano se retiró de la música secular con los Alegrísimos.

Ahora, es Pastor de una iglesia en Alajuela y se dedica a la música cristiana. Además, tiene una tienda de reparación de celulares.

«Hace 28 años me retiré pero empecé a cantarle al Señor, además estudié, me preparé y me gradué desde hace 15 años como técnico en reparación de celulares y me dedico a eso», contó a SCD.

Vive en Alajuela junto a su esposa y tiene 5 nietos. 2 de ellos, músicos natos y quienes forman parte del SINEM en esa provincia.

Sus inicios musicales tienen sede en San Carlos, donde nació y creció.

José «Yano» Pérez se retiró de la música secular con los Alegrísimos en 1993. Cortesía.

«Yo a los 16 años ya andaba en salones en La Fortuna y Los Chiles, en San Carlos fueron mis inicios, participaba en todos los festivales musicales y cuando salí del nocturno en Ciudad Quesada, me vine a San José para empezar a ser parte de los grupos», narró.

Ante de eso, formó el grupo los Yokers, que se hizo famoso en Ciudad Quesada.

Hoy en día, las nuevas generaciones lo encuentran en su éxito más sonado: «El Delincuente».

«Antes nosotros decíamos que cuando una canción era buena era una canción de catálogo y El Delincuente es una por que sigue sonando, la ponen en la radio, de fondo en programas de televisión y hasta en fiestas y pues es la canción que me marca al oírla», dijo.

En San Carlos está toda su familia, la reconocida familia Pérez. Es por esto que, no pierde la esperanza de poder regresar a su querida Ciudad Quesada, donde inició todo.

RECOMENDAMOS