¿Qué pasa con el Centro Recreativo La Caporal? Propuesta pretende devolverlo a la comunidad

El regidor Esteban Rodríguez presentó una moción para que los vecinos puedan acceder a este espacio con las mejoras necesarias y que suma dos años cerrado.

-

El Concejo Municipal de San Carlos pidió un informe sobre la situación actual del Centro Recreativo La Caporal, en Aguas Zarcas.

El regidor liberal, Esteban Rodríguez, presentó este lunes una moción para que la administración municipal presente por escrito, información detallada a cerca de este centro que tiene casi dos años cerrado por orden de la exalcaldesa.

Rodríguez mencionó que, los vecinos de la comunidad merecen tener un espacio seguro y accesible para la recreación y la convivencia comunitaria y la moción pretende promover que el centro recreativo se devuelva a la comunidad en condiciones óptimas para su uso y disfrute.

“Este es un tema que tiene más de dos años dando vueltas en esta municipalidad y la falta de información clara y detallada ha generado incertidumbre y preocupación entre los vecinos respecto al estado y futuro del Centro”, dijo.

La moción solicita que, la administración presente una descripción estructural del centro, las razones del por qué permaneció cerrado durante los últimos dos años y las acciones realizadas, así como un cronograma de acciones futuras.

El cierre de este centro, en 2022, generó enfrentamientos entre los vecinos de la comunidad y la exalcaldesa Karol Salas quien ordenó no permitir el ingreso de los vecinos y denunció “un desastre en temas de planificación y presupuesto” en la obra.

El ayuntamiento invirtió cerca de ¢150 millones en la construcción de una gradería con camerinos y un área de juegos para niños y pese a que las irregularidades se concentran en esta infraestructura nada más, todo el espacio permanece cerrado.

Dentro de las irregularidades que destacó la exalcaldesa están: rampas y graderías sin las medidas establecidas así como, sanitarios dentro de áreas de duchas.

Dinero, voluntad y fuerza humana fue la combinación comunal que llevó a construir este sueño: convertir la plaza del pueblo, en un espacio para el deporte, la recreación y para todos los vecinos, sin distingo de edad.

Pero, a pesar de todos los aportes ya hechos y de la alegría, el sueño se convirtió en pesadilla y ahora, los pobladores quedaron sin acceso al lugar y lo invertido, ahí a la intemperie, sin usarse.

Soluciones

Semanas atrás el municipio adjudicó la contratación de un ingeniero estructural externo que se encargará de hacer una revisión de las obras construidas en el centro.

Esta inspección tendrá un costo de 495 mil colones, según consta en el expediente de contratación en SICOP. El contrato fue adjudicado al Ingeniero Daniel Acuña García.

Lea también: