Pelé, el eterno rey del fútbol

La leyenda brasileña revolucionó el fútbol a nivel mundial, mantuvo el récord de goles en copas del mundo por varias décadas y fue inspiración para la gente en distintas geografías.

-

LOS ÁNGELES, EEUU — Carismático, habilidoso con el balón y superdotado físicamente, la leyenda del fútbol ‘O Rei’ Pelé fue para muchos uno de los mejores deportistas de todos los tiempos, gracias a sus más de 1.000 goles anotados y a sus tres Copas del Mundo ganadas.

Pese a sus padecimientos de salud de larga data, su muerte este jueves a los 82 años conmociona al mundo, mientras mucha gente recuerda lo que significó Pelé para el desarrollo del deporte rey en todos los continentes.

Pelé, cuyo nombre completo es Edson Arantes do Nascimento, nació en Três Corações, en Brasil, el 23 de octubre de 1940. Curiosamente, sus padres le pusieron su nombre en homenaje al inventor estadounidense Thomas Edison. Para nada se imaginaban entonces sus progenitores que su hijo terminaría siendo también una suerte de inventor que revolucionó, en este caso, el fútbol mundial.

Su impacto fue tan mayúsculo que hasta uno de los presidentes de Estados Unidos le presentó de la siguiente manera: “Soy Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos de América. Pero usted no hace falta que se presente, porque todo el mundo sabe quién es Pelé”, indicó el mandatario norteamericano en 1986 durante un encuentro con el astro brasileño en la Casa Blanca.

Reagan no fue el único dignatario que alabó la figura de la estrella brasileña. Nelson Mandela, activista contra el apartheid y expresidente de Sudáfrica, también ensalzó la trayectoria de Pelé. “Verlo jugar era ver la alegría de un niño combinada con la extraordinaria elegancia de todo un hombre”, expresó el sudafricano.

Entre tanto halago, el futbolista trató siempre de recordar sus humildes orígenes. En una entrevista con un medio brasileño, Pelé aseguró no ser “un profeta ni un santo. Solo soy un hombre sencillo que ama su deporte y su país”.

Una máquina de hacer goles

Pelé es considerado como uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos, conocido por su increíble velocidad, habilidad en el desborde y capacidad de anotar. Según él mismo defendió toda su vida, el número de goles que marcó asciende a la friolera de 1.283 en 1.367 encuentros disputados a lo largo de toda su carrera. Esa cifra, sin embargo, ha sido disputada por estudiosos del fútbol, ya que tiene en cuenta las anotaciones en partidos amistosos, algo que no consideran en recuentos oficiales.

Sea como fuere, Pelé fue durante casi cinco décadas el máximo goleador de todos los tiempos de la selección brasileña, con 77 goles en 92 partidos, una cifra que alcanzó Neymar en el último Mundial de Qatar. En su carrera profesional en clubes, sin contar partidos amistosos, marcó un total de 643 goles en 656 partidos.

Otro astro del fútbol mundial, el holandés Johan Cruyff, definió su juego con una frase para el recuerdo. «Pelé fue el único futbolista que superó los límites de la lógica», sentenció en varias entrevistas el también fallecido Cruyff.

Pelé comenzó su carrera futbolística profesional a la edad de 15 años con el Santos FC, uno de los clubes brasileños más grandes. Rápidamente, se convirtió en uno de los jugadores estrella del equipo y ayudó a Santos a ganar varios campeonatos. En 1958, se convirtió en el jugador más joven en marcar un gol en la Copa del Mundo cuando marcó contra Gales a la edad de 17 años.

La carrera internacional de Pelé continuó prosperando y ayudó a llevar a la selección brasileña a tres campeonatos de la Copa del Mundo en 1958, 1962 y 1970. Es el único futbolista en la historia que ha ganado tres títulos de la Copa del Mundo y eso le convierte en, para muchos, el mejor jugador de la historia.

Más allá del fútbol

Más allá de su éxito en los terrenos de juego, Pelé tuvo un impacto inaudito en el deporte rey.

A él se le atribuye la popularización del fútbol en Brasil y el llevarlo a una audiencia global. Pelé también fue conocido por su deportividad y su trabajo como embajador mundial.

Además de sus logros en el campo de fútbol, Pelé estuvo involucrado en varios esfuerzos filantrópicos y fue un defensor vocal de causas sociales como la educación y el medio ambiente. Después de retirarse, fue nombrado ministro de Deportes de Brasil en 1995 y también se desempeñó como embajador de la FIFA, el organismo rector del fútbol internacional.

Pelé será recordado como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, si no el mejor, y su legado seguirá inspirando a generaciones de jugadores, entrenadores y aficionados del fútbol.

Las frases más recordadas de Pelé

«El éxito no es un accidente. Es trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, estudio, sacrificio y sobre todo, amor por lo que estás haciendo o aprendiendo a hacer».

«La única forma de mejorar es jugar contra mejores jugadores».

«Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar».

«No quiero ser político. Quiero ser futbolista. El fútbol es la mejor manera de ayudar a los pobres. El fútbol puede hacer feliz a un hombre».

“No soy un profeta ni un santo, solo soy un hombre sencillo que ama su deporte y su país”.

«Creo que la Copa del Mundo es lo mejor que me ha pasado en la vida, aparte del nacimiento de mis hijos».