Oyó a sus papás pensando en un negocio y ella lo abrió afuera de su casa en La Fortuna

Un banquito bajo la sombra de un árbol y a la orilla de la calle le bastaron a Kylie, de 4 años, para iniciar con las ventas de la bisutería que hace su mamá.

-

Esta historia tiene sede en barrio La Catarata en La Fortuna de San Carlos y la protagonista es una niña de solo 4 años.

Se trata de Kylie quien, da una lección de voluntad y cómo para emprender no hace falta más que intentarlo.

Un día, esta niña oyó a sus padres analizando la posibilidad de abrir un negocio pero aún, sin una idea clara. No lo pensó dos veces para abrir la primera sucursal del emprendimiento familiar, al frente de su casa.

La madre de Kylie, Stephanie Paniagua confecciona aretes y pulseras que vende pero, la idea era potenciar ese negocio con más fuerza, algo que logró su hijita.

“Ella ve que ambos trabajamos duro para darles calidad de vida , Kylie escuchó que, estábamos analizando en poner algún negocio y ella le dijo a mi esposa que quería poner algo para vender”, comentó Roberto Bolivar, padre de Kylie.

Un banquito, bajo la sombra de un árbol y a la orilla de la calle le bastaron a Kylie para iniciar con las ventas y le fue tan bien que, durante su primer día vendió toda la mercadería.

Si usted desea apoyar a esta emprendedora, puede contactarle por medio de sus padres al número de teléfono: 7049-9467.

Ella, es la menor de 3 hermanos que conforman una familia llena de voluntad y buenos ejemplos.

Información: Esteban Matamoros

Déjenos su comentario