Obispo Garita: «Valoremos la riqueza de nuestra fe, acompañados por nuestra madre»

"En esta nueva celebración de nuestra Patrona nacional, renovemos nuestra fe, hagámoslo seguros de que nuestra Madre nos escucha y nos acompaña siempre", expresó el Obispo de Ciudad Quesada.

-

En este Día de la Virgen de Los Ángeles, el Obispo de Ciudad Quesada, monseñor José Manuel Garita llamó a mantener viva nuestra fe.

Este, fue su mensaje en su espacio semanal Fermento:

Por gracia de Dios, tras dos años de haber sufrido a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, podemos, como pueblo creyente, reunirnos de nuevo, días atrás y especialmente en este día, a los pies de nuestra Madre Santísima, en el Santuario Nacional de Nuestra Señora de los Ángeles en Cartago.

Hemos comentado en varias oportunidades lo inédito de nuestra vivencia a raíz de la pandemia, como no poder celebrar la Misa con fieles durante varios meses, la imposibilidad de celebrar sacramentos y, en este caso, por dos años seguidos, no poder celebrar la fiesta en honor de la Patrona de Costa Rica como siempre lo hacemos.

La Romería y todas las celebraciones entorno a Nuestra Señora de los Ángeles son expresiones inequívocas de fe de los creyentes, no solo de nuestra Iglesia costarricense, sino también de muchas personas de otras naciones que se unen también en este gesto de
amor y agradecimiento a nuestra Madre Santísima.

Ver más:  Santuario de los Ángeles en La Fortuna espera miles de peregrinos

Por dos años, no se pudo realizar esta peregrinación, pues estábamos conscientes también de la necesidad de cuidarnos unos y otros; esta conciencia debemos mantenerla.

Podemos decir que la Romería y la fiesta de nuestra Madre son hechos que nos unen como nación con personas no creyentes que también siguen con respeto y admiración la devoción del pueblo fiel, el cual, mediante recorridos extensos y promesas que nacen del corazón, tributa su amor a la Virgen María para alcanzar las gracias de nuestro Señor Jesucristo.

De igual modo, quienes realizan este recorrido hasta Cartago, deben hacerlo con respeto.
En esta nueva celebración de nuestra Patrona nacional, renovemos nuestra fe, hagámoslo seguros de que nuestra Madre nos escucha y nos acompaña siempre.

Con nuestra esperanza en María, sabemos también que ella nos conduce de manera segura a su Hijo Jesucristo.