Huracán Beryl se dirige a México tras dejar destrucción en Jamaica y el Caribe oriental

El huracán va rumbo a la costa caribeña de México, tras dejar siete víctimas fatales y ocasionar grandes daños en Jamaica y Barbados.

-

PLAYA DEL CARMEN, MÉXICO — El huracán Beryl arrancó tejados en Jamaica, golpeó barcos de pesca en Barbados y dañó o destruyó el 95 % de las casas en un par de islas en San Vicente y las Granadinas antes de avanzar hacia las Islas Caimán y poner rumbo a la costa caribeña de México, tras matar al menos a siete personas.

La madrugada del jueves, el meteoro, la tormenta más temprana en alcanzar la categoría 5 en una temporada del Atlántico, se debilitó a la categoría 3, pero seguía siendo un fuerte huracán. Se esperaba que su centro pasara durante la noche justo al sur de las Islas Caimán.

“Se pronostica su debilitamiento en uno o dos días, aunque se prevé que Beryl siga siendo un huracán hasta tocar tierra en la península de Yucatán”, señaló el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en su actualización de las 8:00 de la mañana.

La popular costa caribeña de México preparaba refugios, evacuó algunas poblaciones costeras pequeñas e incluso trasladó huevos de tortuga marina desde las playas bajo amenaza de marejada ciclónica, aunque en los clubes nocturnos de Playa del Carmen y Tulum los turistas tuvieron una noche más para salir.

La Armada mexicana patrullaba zonas como Tulum, explicando a turistas en inglés y en español que se preparasen para la llegada de la tormenta.

El jueves temprano, el vórtice de la tormenta estaba unos 80 kilómetros (50 millas) al suroeste de la isla Gran Caimán, y a 620 kilómetros (385 millas) al este-sureste de Tulum, México. Mostraba vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora (120 millas por hora) y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a unos 31 km/h (20 mph).

Estaba previsto que Beryl tocara tierra en una zona poco poblada de lagunas y manglares al sur de Tulum en las primeras horas del viernes, probablemente con categoría 2. Después se espera que cruce la península de Yucatán y vuelva a ganar fuerza en las aguas cálidas del Golfo de México para un segundo impacto en la costa noreste de México, cerca de la frontera con Texas.

La tormenta ya ha mostrado su potencial destructivo en una larga franja del sureste del Caribe.

El centro de Beryl rozó el miércoles la costa sur de Jamaica, donde provocó apagones y arrancó tejados. El primer ministro, Andrew Holness, dijo que Jamaica no ha visto “lo peor de lo que podría pasar”.

“Podemos hacer todo lo humanamente posible y dejamos el resto en manos de Dios”, manifestó Holness.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo el miércoles que pondrá a disposición 4 millones de dólares para “impulsar” operaciones humanitarias en Granada, Jamaica y San Vicente y las Granadinas, tras los daños causados por el huracán Beryl.

“La ONU está trabajando estrechamente con las autoridades y nuestros socios para evaluar y responder a la devastación ya infligida, así como para prepararse en los lugares donde se espera que toque tierra el huracán Beryl”, dijo la portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric.

Equipos de la organización estarían siendo preparados para desplegarse en los países afectados “según sea necesario”. Antonio Guterres, secretario general de la ONU, aseguró estar “profundamente consternado” por la destrucción que ha dejado Beryl.

Varios caminos de los asentamientos del interior de Jamaica se vieron afectados por la caída de árboles y de postes del tendido eléctrico, mientras que algunas comunidades de la sección norte se quedaron sin electricidad, según el servicio de información del gobierno.

El golpe más duro podría haber llegado antes en la trayectoria de Beryl, cuando azotó dos islas pequeñas de las Antillas Menores.

En torno al 95 % de las viviendas en las islas de Mayreau y Unión habían resultado dañadas, indicó Michelle Forbes, directora de la Organización Nacional de Manejo de Emergencias en San Vicente y las Granadinas.

Lea también: