Fiscalía advierte que estafadores tienen la mira sobre empresas

Expertos alertan de una modalidad que tiene como objetivo sustraer dinero no a personas particulares sino a empresas. Se trata del método compromiso de correos de negocios el cual empieza a verse en Costa Rica, pero ya ha generado graves consecuencias en Europa y Estados Unidos. 

-

Las estafas informáticas se convirtieron en un fenómeno en constante evolución y, por eso, la prevención es primordial para evitar ser víctima, puesto que en la actualidad ya no solo las personas particulares están expuestas, también ocurre a empresas. 

Esteban Aguilar Vargas, fiscal coordinador de la Unidad de Cibercrimen de la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen, relató en el programa FrecuenciaMP que la clave se encuentra en nunca brindar información sensible ante una llamada o un correo electrónico que dice ser de una entidad bancaria o institución pública. 

“Los delincuentes estudian a su víctima y saben de qué forma llegarle, de qué manera ganarse su confianza, y esto básicamente es lanzándoles un gancho con la intención de que la persona caiga en el engaño de que se trata de un contacto real de un banco o una entidad pública y así obtener la información necesaria”, dijo. 

El experto se refiere a una modalidad denominada policialmente como ingeniería social, que consiste en la inteligencia y el estudio previo de las potenciales personas afectadas, para la obtención de información que permita engañarles y sustraerles datos. 

“Lo que hacen en muchos de los casos es que alertan a la persona de que supuestamente están haciendo movimientos en su cuenta bancaria, lo que va a generar una preocupación en la persona y va a pensar que se trata de un contacto bancario real”, apuntó. 

Para hacer la comunicación más convincente, agregó el fiscal, los delincuentes también recurren a una falsa llamada tripartita, en la que simulan hacer contacto con otro funcionario de la misma entidad, con quien transfieren a la víctima para supuestamente resolver su problema. 

Empresas en la mira. Aguilar advirtió que, se ha detectado una modalidad que tiene como objetivo sustraer dinero no a personas particulares sino a empresas. Se trata del método denominado compromiso de correos de negocios (BEC, por sus siglas en inglés), el cual empieza a verse en Costa Rica, pero ya ha generado graves consecuencias en Europa y Estados Unidos. 

“Con campañas de robo de información vía internet, acceden a los correos de las empresas y buscan conversaciones en las que haya la necesidad del pago de un proveedor. Lo que hacen es escribir un correo muy similar al de ese proveedor y le piden a la persona encargada de los pagos en la compañía que cambie la cuenta bancaria a la que se debe hacer el pago.

Entonces, las personas, creyendo que están haciendo un contacto real con ese proveedor, remiten el pago a esa nueva cuenta bancaria y es, pasados los días, cuando el proveedor real les reclama el pago, que se dan cuenta que fueron víctimas de un delito de estafa», detalló el fiscal. 

A partir de estas amenazas de la delincuencia, Aguilar recomendó extremar la precaución y desconfiar de todo acercamiento sospechoso, por cualquier vía. “Si nosotros creemos que el contacto puede ser una estafa, muy probablemente es una estafa”, advirtió sugiriendo hacer caso a la intuición.