Familias con casa de bono tienen más facilidades para asegurarla

-

Las familias que tienen una casa de interés social o de bono, y gestionaron con una mutual, ahora disponen de trámites más sencillos y rápidos para poder asegurarlas.

El INS y el Ministerio de Vivienda diseñaron un plan para simplificar los trámites y que estas estructuras tengan su seguro ante huracanes, inundaciones, incendios o terremotos.

Cuando una familia termina de pagar el crédito de su vivienda a las mutuales o cuando recibe el bono total para la adquisición de esta, tras el primer año finaliza el contrato de seguro, y se queda sin ninguna protección.

Esta nueva propuesta, consiste en el pago mensual de ¢160 por cada ¢1.000.000 del valor de la vivienda. Para contar con esta protección, las personas interesadas solo deberán autorizar que esa prima mensual se le cargue a una tarjeta de débito o crédito.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) utilizará una plataforma de call center para llamar a los clientes que les resta un plazo cercano a los 5 meses para cancelar su operación de crédito. Si el cliente acepta la oferta planteada, se genera un proceso automatizado de migración de la póliza que tenía la casa mientras mantenía el crédito con la mutual.

LEA TAMBIÉN:

La familia no deberá llenar otros formularios, ni requerirá contratar avalúos, por lo que el proceso es sumamente sencillo. De esa forma contarán con protección contra incendios, vientos huracanados, deslizamientos, inundaciones y terremotos. 

El seguro cubre el 100% cuando se trata de incendio y en el caso de inundaciones y terremotos tiene un deducible del 5% del valor de la casa. Es importante indicar que este seguro tiene un beneficio para las familias de ¢1.000.000 para cubrir daños en el menaje. En caso de que ocurra un evento, un ingeniero va a la vivienda y valora los daños.

“Esta es sin duda, una muestra del esfuerzo que estamos realizando por brindar productos más sencillos, flexibles y a la vez, simplificando trámites. A las familias les ofrecemos la posibilidad de continuar con la protección y seguridad que les brinda el seguro, sin tener que llenar más formularios y sin nuevos avalúos. Es un trámite pensado en su beneficio y un mejor uso de los recursos públicos”, aseguró el presidente ejecutivo del INS, Gabriel Pérez.

Según datos del Sistema Financiero Nacional para la Vivienda, anualmente, más de 1.700 familias que tenían un crédito con las mutuales llegan al término de la operación de crédito y se quedan sin su seguro, y es aún mayor el impacto de las viviendas que se han formalizado a partir de un bono, pues el número de cancelaciones de pólizas de incendio superan los 2.500 por año.

RECOMENDAMOS

¿Espera cita para la prueba teórica de manejo? Lunes liberan citas

Si espera por una cita para la prueba teórica de manejo, el lunes 27 de setiembre puede...

Asfalto llega por primera vez a Santa Isabel y La Españolita de Río Cuarto

Luego de muchos años de espera, vecinos de Santa Isabel y La Españolita en Río Cuarto, ven...

ÚLTIMAS NOTICIAS