Colegio Diocesano se convierte en albergue para migrantes y personas en situación de calle

La Diócesis de Ciudad Quesada además recibe ropa, alimentos no perecederos y ayuda económica para atender a esta población. Además, voluntarios pueden ayudar.

-

Ante la suspensión del curso lectivo, el Colegio Diocesano Padre Eladio Sancho abre sus puertas para recibir a quienes necesitan techo.

A partir de este viernes 1 de julio a las 10 de la mañana, este centro educativo se convierte en albergue para atender a las personas migrantes que están en Ciudad Quesada y además para personas en condición de calle.

La idea de la Diócesis de Ciudad Quesada es abrir en espacio seguro para estos pobladores donde además tengan ropa y alimento.

«Desde ya se pide la colaboración de todos quienes puedan apoyar esta causa para cuidar de las personas necesitadas. Se estará recibiendo en el Colegio Diocesano ropa, alimentos no perecederos y donaciones económicas que quieran hacer llegar», cita la Diócesis en un comunicado de prensa.

Ver más:  148 personas siguen en albergues abiertos en El Saíno y Coopevega

Si alguna persona desea ser voluntario y apoyar con su tiempo, puede acercarse a las instalaciones de la institución a partir del viernes.

Las autoridades religiosas habilitaron el número de teléfono 7292-1515, para cualquier consulta.

«Desde la Diócesis de Ciudad Quesada se hace una invitación a cuidarnos, tomar previsiones y acatar informaciones oficiales de las autoridades correspondientes», añade el comunicado.

La Diócesis, además, por medio de sus parroquias, está atenta a colaborar en todo lo que se pueda, conforme surjan distintas necesidades.