lunes, 19 abril 2021

8 años con orden sanitaria y Escuela República de Italia sin capacidad para recibir estudiantes

-

La Escuela República de Italia en Santa Clara de Florencia, arrastra una orden sanitaria desde hace 8 años. El pésimo estado de la infraestructura quedó en evidencia desde 2013.

Láminas de zinc podridas, el comején hace de las suyas, la instalación eléctrica es una bomba de tiempo y aulas pequeñas.

Esto, es parte de la situación actual del centro que, justo por tener aulas muy pequeñas ahora debe limitar la presencialidad a 14 grupos de estudiantes.

Problema de años

A causa del tamaño de las aulas, de cada nivel el centro debe hacer dos grupos. Para operar así, necesitan la aprobación de la extensión de la jornada a los docentes.

Así, garantizan que los dos grupos de cada nivel tengan un docente. Así, van a clases por la mañana y por la tarde.

Pero, este 2021 cayó un balde de agua fría.

Para cumplir con el protocolo de aforo y distanciamiento social dentro de las aulas, tuvieron que hacer ya no dos grupos, si no cuatro de cada nivel.

Pero, el MEP no les aprobó la extensión de la jornada y ahora, los estudiantes solo podrán recibir clases presenciales una vez a la semana.

«Por este motivo tuvimos que cambiar todos los horarios y todos los días de presencialidad. Esta es una directriz que responde a una condición especial en esta escuela, producto de la pandemia no se pueden tramitar recargos pero esto va en perjuicio de la calidad de educación que reciben los estudiantes», dijo Juanita Navarro, directora de la escuela.

La instalación eléctrica es una bomba de tiempo en la Escuela República de Italia en Santa Clara. Cortesía.

Más grave aún que, en este centro no aplica la virtualidad si no la educación a distancia. Es decir, por medio de guías.

Esto por que, a pesar de que Santa Clara es un caserío céntrico mantiene poblaciones vulnerables sin acceso a Internet ya sea por su ubicación geográfica o condiciones económicas.

«Nosotros empezamos el 8 de febrero con normalidad por que esperábamos, como todos los años, la aprobación de la ampliación de la jornada. Nos llegó la respuesta y por eso a partir del lunes tenemos que tomar estas medidas», acotó Navarro.

El centro educativo tiene una matrícula de 253 estudiantes y es la escuela principal de la comunidad.

Ahora, son los padres de familia los que temen por la calidad de educación de sus hijos, pues son los más afectados con la medida nacional que adoptó el MEP.

Según informó el Ministerio semanas atrás, esto responde a que los estudiantes no están al 100% con presencialidad y para ellos, es innecesario ampliar jornadas a educadores que además significa, pagarles más.

No obstante obviaron que, centros como este en Santa Clara, no cumplen con los requisitos para aplicar las medidas sanitarias y afectan a la población estudiantil.

RECOMENDAMOS